César Luaces: "Expomatec es una iniciativa con un prisma diferente, ofrece un valor añadido"


Versión para impresoraEnviar a un amigoVersión en PDF

César Luaces, director general de AnefaLa Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos (Anefa) celebrará su Asamblea General el 24 de mayo, en Expomatec. La Asamblea, que este año es de carácter electoral, contará con la participación del ex ministro Manuel Pimentel, que ofrecerá una ponencia a los asistentes. César Luaces, director general de Anefa, nos habla de estos temas y del estado que atraviesa el sector de los áridos, efectado por la crisis de la construcción.

¿Qué espera de esta primera edición de Expomatec?
Tenemos expectación, se trata de una iniciativa nueva, que se encuentra orientada con un prisma diferente a otras ferias y a otras iniciativas relacionadas con la maquinaria que ya existen, y que por lo tanto pueden dar un valor añadido diferente a otros casos que ya conocemos.

¿Qué respuesta han recibido del sector de los áridos de cara a la celebración de la Feria?
Tal y como están ahora mismo los sectores de la construcción, el que se haya lanzado una iniciativa como la de Expomatec permite diversificar la oferta, con espacios de debate para analizar los sectores.

Entre las actividades que acompañan a Expomatec se encuentra la celebración de la Asamblea General de Anefa. ¿Qué les he llevado a celebrarla en el marco de la Feria?
Las asambleas anuales de la asociación las celebramos generalmente en la segunda mitad del mes de mayo de cada año. Por la coincidencia de fechas con Expomatec y al haber sido invitados por la organización para celebrarlo, nos ha parecido un buen foro y un buen marco para celebrarlo y para traer al empresariado a nuestra Asamblea y también a la Feria. Nuestra Asamblea es electoral este año, se procede a la renovación de cargos del presidente y de parte de la Junta Directiva, por lo que tiene más trascendencia que en otras ocasiones. Para darle más realce hemos preparado la celebración de una conferencia a cargo de Manuel Pimentel, ex ministro de Trabajo y empresario, para animar a los empresarios a un proceso de mejora ante el proceso de crisis que estamos atravesando. Además trataremos todas las actuaciones del último año, especialmente las relacionadas con la crisis que está padeciendo nuestro sector, al estar tan vinculado a la construcción. Por sus características no tiene posibilidad de exportar sus productos, por lo que estamos atrapados en la dinámica de la construcción en nuestro país.

¿Qué previsión de asistentes tienen?
La horquilla oscila entre 100 y 150 personas. Todavía estamos en periodo de confirmaciones.

¿Qué situación atraviesa el sector de los áridos?
Está en un estado complicado. Ahora mismo está en una encrucijada, viene de experimentar en 2007 el mejor año de sus historia y uno de los niveles de producción de los más altos del mundo, y desde entonces está experimentando una caída superior al 60%.

¿Cómo va a terminar este 2011?
Va a ser un año malo, con una caída menos acentuada que en años anteriores, entre un 10 y un 15% respecto a 2010. Es una caída que se suma a la que ya se había producido antes. Aunque la pendiente de la caída es menos pronunciada, sigue habiendo caída. Lo más preocupante es que no hay perspectivas claras de reactivación de la industria de la construcción, y por tanto de nuestro sector.

¿Se atreve a situar 2012 como el año de la recuperación?
No me atrevo. Puede que sea un año de tocar fondo, pero no se puede hablar de que sea un año de recuperación. En todo caso de detención de la caída. Tenemos claro que van a pasar años para recuperar unos niveles de producción mínimamente aceptables, y desde luego nunca para recuperar los niveles del 2007.

¿En qué estado se encuentra la demanda contra Ferrovial por impago?
Está admitida a trámite y siguiendo su curso. Esa demanda está siguiendo su procedimiento judicial, es un proceso lento. Esperamos que prospere, creemos que tenemos razón. Lo que buscamos aquí es que la sentencia apoye el cumplimiento de la ley, por parte no solo de esta empresa sino de otras que la estén incumpliendo. Lo que no tiene ninguna razón de ser es que en España, que es un país miembro de la Unión Europea, es que los plazos de pago sean vergonzosos respecto a lo que se da en el resto de países de la Unión. Es un problema estructural del país que tiene que ser corregido. Esperamos que nuestra demanda sea un granito de arena más.

En la lucha contra la morosidad, ¿sería positivo que se siguiera el ejemplo de Anefa?
Iniciativas como las nuestras son la última solución. Si para que se cumpla la ley hay que ir a la última solución, sí son medidas positivas. Lo lamentable de esta ley es que se ha instalado la cultura de pagar a destiempo y mal, y esto está instalado desde las Administraciones hacia abajo. La ley debería cumplirse per se, por una acción decidida de la Administración, no a base de denuncias que tengamos que interponer los que estamos perjudicados. El problema para mi sector en concreto es que estamos al final, o al principio, según se mire, de la cadena productiva. Es decir, en el sector de la construcción, las empresas que están en medio del proceso cobran tarde pero pagan tarde. El problema que tenemos los que proveemos de materias primas es que cobramos tarde y nuestros proveedores cobran pronto, que son suministradores de energía eléctrica, suministradores de gasóleo, de explosivos... Tienen la costumbre de cobrar a fin de mes. Si cobramos tarde y tenemos que pagar en plazo, esa tensión la tenemos más acentuada que otros sectores.

Desde la aprobación de la Ley de morosidad, ¿han notado algún avance al respecto?
En cuanto a los aplazamientos de pago estamos notando que hay empresas decididas a cumplir la Ley, lo cual es positivo. Hay otras empresas que han decidido darse por no enteradas de que la Ley está en marcha, y de hecho la Ley tiene unos transitorios para todas. Lo único que pedimos es que se cumplan los transitorios y vayamos convergiendo con Europa en los periodos de cobro.
 


Compartir