Éxito de participación en las VI Jornadas Nacionales de ASEFMA


Versión para impresoraEnviar a un amigoVersión en PDF

“La estrategia pasa por una mejora en la calidad de la red y en los estándares de seguridad vial”. En estos términos se expresaba hoy Rafael Simancas, portavoz de la Comisión de Fomento del Grupo Parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados”, en las VI Jornadas de la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas, ASEFMA, que se celebran en el marco de la I edición de Expomatec, del 24 al 28 de mayo. Con el lema "Las necesidades de conservación de la carretera" estas Jornadas, que concluyen mañana jueves, convierten a IFEMA en un marco de debate estratégico en todo lo referente al asfalto.     

Los portavoces del Grupo Parlamentario Socialista y Popular en las Comisiones de Fomento no han faltado a esta importante cita del sector y han mostrado su satisfacción por el funcionamiento de las empresas en este ámbito y el grado de eficiencia demostrado. Rafael Simancas ha destacado que “la obra pública aporta un importante estímulo a la economía y a sectores estratégicos como el turismo, así como a la cohesión social y a la sostenibilidad ambiental”. Además ha subrayado que desde su grupo se han hecho apuestas históricas en términos cualitativos y cuantitativos en estos últimos años, pero las dificultades coyunturales, como la crisis y el compromiso de reducción del déficit a nivel europeo, ajuste presupuestario, etc., han imposibilitado “destinar la misma inversión que en los últimos ejercicios”. Aún así, considera que es necesario mejorar las cifras “asumir el compromiso y aprovechar el momento de menos estrecheces económicas para asumir una estrategia de mayor peso en la conservación de las carreteras, y en concreto en los firmes”.

Por su parte, Andrés Ayala Sánchez, portavoz Popular en la Comisión de Fomento, ha recordado que en 2008 se aumentó el gasto en conservación de carreteras y ha indicado que “los datos reales no avalan esa apuesta”. Además ha aducido que la caída es preocupante, incluso en los contratos de conservación integral. Según Ayala, del año 2009 al 2010, las obras de conservación son prácticamente inexistentes y ha calificado como “alarmante” el descenso en las licitaciones.

La sesión inaugural, que ha abordado el tema de las previsiones de conservación en 2011, ha contado con la participación de Luis Alberto Solís Villa, director general de Carreteras e Infraestructuras de la Consejería de Fomento de Castilla y León, quien ha presentado las principales cifras sobre el Plan Regional de Carreteras 2002-2007 y 2008-2020, este último, según ha asegurado, “no exento de ambición por la situación favorable que vivía el sector. Aún así, se trataba de "un plan muy ajustado a las necesidades de conservación de la red así como de mejoras localizadas en los 8.000 kilómetros ya modernizados en Planes anteriores”.                     

Solís ha manifestado que la alegación que, en términos generales, ha recibido de la Diputación Provincial ha sido la de que el Plan presentado se dedicaba sólo a la conservación. "La sociedad civil sigue pidiendo autovías y grandes infraestructuras, y yo os animo a seguir trabajando en la conservación. Queda mucho por hacer para que en el futuro se atienda a la conservación de las carreteras y a los firmes por la seguridad viaria que entraña este aspecto. Hay que llegar al nivel de año 2008 en relación al presupuesto en reconstrucción de firmes". Y ha añadido que “es necesario convencer a nuestros superiores políticos para que el catálogo de las necesidades sociales, como sanidad, educación, etc., se abra a la conservación de la red de carreteras, debiendo ir a mismo lote. No se puede tirar a la basura el patrimonio de nuestra red de carreteras, legado de generaciones futuras”.             
                                                                                    
Borja Carabante Muntada, director general de Carreteras de la Conserjería de Transportes e infraestructuras de la Comunidad de Madrid ha incidido también en la necesidad de planificar los esfuerzos de conservación de las carreteras, no sólo cuando surge la emergencia. "La tarea de conservación de las carreteras debe ser prioritaria para los gobiernos. En la Comunidad de Madrid tenemos una gran intensidad de tráfico, por lo que el buen estado de las carreteras se hace necesaria para la movilidad de los ciudadanos, además de su importancia como elemento de desarrollo económico y social de la Región". Y ha añadido que "los poderes políticos no han entendido que no es tan importante el llevar a cabo grandes infraestructuras, sino el mantenerlas". También ha señalado la necesidad de avanzar en I+D+i: "hacer más con menos". Ante la duda que a veces se plantea de si es de países pobres el conservar la red de carreteras en lugar de acometer nuevas infraestructuras, ha mostrado su desacuerdo y ha añadido que "es de sentido común y estamos obligados a conservar nuestros firmes porque esto salva vidas".

En la sesión “Análisis de la actividad de conservación de firmas de carreteras” ha intervenido Jacobo Díaz Pineda, director general de la Asociación de la Carretera (AEC), quien ha mostrado el resultado que muestran las encuestas en cuanto a la preocupación de los ciudadanos por la conservación del firme, por delante de otros elementos como el trazado, la señalización, el equipamiento, el servicio o el medio ambiente.

Juan José Potti, director general de la Asociación Española de ASEFMA ha mostrado las líneas generales de un estudio que ejemplifica cómo la insuficiencia de las inversiones en la conservación de los firmes tiene en España un carácter estructural. Según este estudio, “La mayoría de los planes de infraestructuras del transporte que se han redactado en España incluyen entre sus objetivos la preservación del patrimonio viario, pero la atención que de verdad se presta a este objetivo en la subsiguiente programación es pequeña, tanto en términos absolutos como relativos, y siempre por debajo de las necesidades reales. En concreto, el PEIT 2005-2020 prevé que las inversiones ferroviarias supongan el 48,70% del total, mientras que las previsiones para la conservación y explotación de carreteras alcanzan sólo el 9,07%; de esta proporción, únicamente el 37%, según el Plan COEX del Ministerio de Fomento para el cuatrienio 2005-2008, se destinaría a la rehabilitación y mejora de firmes (si bien luego no se ha llegado ni a la mitad de las cantidades previstas)”.
 


Compartir